4 formas en que los servicios en la nube disminuyen costos en las empresas Imagen

4 formas en que los servicios en la nube disminuyen costos en las empresas

  • Ante Covid-19 reducir costos en las empresas es un “must”, conozca cómo hacerlo.

La crisis sanitaria global por el Covid-19 ha producido también una crisis económica que ha obligado a las empresas a buscar soluciones para sobrevivir con el mínimo de gastos y con sus colaboradores confinados en sus casas.

Las empresas con robustos servidores instalados en sus oficinas han visto cómo el acceso a su información y archivos importantes se ha visto prácticamente imposibilitada por las restricciones del distanciamiento social y de cierre de instalación. Además, este último aspecto de cerrar oficinas, también los ha dejado con importantes facturas de alquileres y gastos de mantenimiento de una infraestructura que no están utilizando.

En este sentido, los servicios en la nube, como los ofrecidos por Amazon Web Services (AWS), se presentan como una oportunidad para sobrellevar esta “nueva normalidad”.

Gerardo Arroyo, CTO de Flecha Roja Technologies –partner autorizado de AWS– comenta acerca de las cuatro grandes oportunidades que tienen las empresas al migrar a servicios en la nube:

1. Accesibilidad total desde cualquier parte del mundo.

Las soluciones en la nube significan que los archivos y proyectos se guardan 100% en la web lo cual permite al cliente y a sus colaboradores gestionar y actualizar sus proyectos en cualquier momento y desde cualquier lugar con solo tener una conexión a Internet.

“El tener una solución en nube resulta sumamente conveniente porque se puede gestionar prácticamente toda la operación desde cualquier parte del mundo con costos muy eficientes. Además, debido a esta crisis, Amazon Web Services ha puesto a disposición del mundo, de manera gratuita, varios productos que antes eran pagos. Por ejemplo, las soluciones para gestión de documentos y las de videoconferencias están sin costo hasta finales de julio”, agregó Arroyo.

2. Ahorro en costos operacionales, espacio y energía.

Al tratarse de servicios en línea, no es necesaria la instalación de software complementario, lo que reduce los costos operacionales. Asimismo, ya no es necesario el espacio físico para alojar grandes y costoso equipos lo cual se traduce en menores costos en alquiler, ahorro energético y reducción de la huella de carbono de la empresa.

Estudios del DOE (Departamento de Energía de Estados Unidos) cifran para el año 2020 una reducción de más o menos el 45% del consumo de energía. Esto comparado con las tendencias actuales de crecimiento gracias a la utilización de herramientas basadas en la nube.

“Muchas empresas se están viendo obligadas a cerrar por tener costos operativos muy altos y en muchos casos estos costos pueden reducirse considerablemente al migrar a servicios en la nube. Podría ocurrir incluso que la empresa pueda prescindir de sus oficinas y seguir operando de forma virtual y así poder salvarse de la quiebra”, apunta Arroyo.

3. Elasticidad: paga lo que usa.

Los servicios en la nube tienen la ventaja de que son elásticos por excelencia, pues se adaptan a las necesidades del cliente en todo momento. En este sentido, si el cliente necesita aumentar o reducir su capacidad está a un clic de distancia de lograrlo.

Esto se traduce en que si en un momento dado, su empresa debe estar en su mínima operación pagará únicamente lo que usa. Mientras que si necesita volver a operar normalmente o tiene un aumento repentino en la actividad de su operación, el servicio también se adaptará a sus requerimientos aumentando la capacidad.

4. Altos estándares de seguridad.

Los servicios en la nube cuentan con sistemas de seguridad certificados por terceros que el cliente “hereda” al contratar los servicios.

“Por ejemplo, AWS trabaja con clientes importantes como la NASA y Netflix que requieren mucha sofisticación en cuanto a la seguridad por lo que incluso los estándares mínimos de seguridad del servicio son muy altos. Se incluyen, por ejemplo: asistencia en seguridad de infraestructuras, administración de políticas y de identidades, monitoreo de seguridad, administración de puntos vulnerables y la protección de datos”, indica Arroyo.

Los servicios en la nube también son muy adecuados para pymes y nuevas empresas que también se han visto muy afectadas por la pandemia global. Este tipo de servicio es ideal para quienes tienen recursos limitados para arrancar, pues no se requiere de una gran inversión inicial en equipos sofisticados, ni de mayor espacio físico y no requieren de la contratación de persona de IT especializado. Además, los servicios en la nube contribuyen a la maximización de recursos con costos más bajos en relación con las necesidades de crecimiento, consumo de energía y recurso humano especializado.

Fuente: aDiarioCR.com